Metodología

¿CÓMO SÉ QUE NECESITO PSICOTERAPIA?

¿Llevas mucho tiempo arrastrando una sensación de malestar? ¿has observado que repites los mismos patrones de conducta una y otra vez? ¿No logras dar con un modus operandi con el que te sientas cómodo a la hora de resolver tus conflictos? ¿Crees que es hora de abordar aquello a lo que tanto tiempo le has estado dando vueltas?

¿Necesitas poner el foco en aquello que quieres modificar?

La psicoterapia es la forma de acompañamiento utilizada con niños y adultos por el equipo. Se fomenta la relación de confianza entre cliente y terapeuta para abordar y dibujar un plan específico y orientado al cambio y la mejora de conductas y consecuencias negativas que experimenta la persona.

Desde la psicoterapia acompañamos en temas de ansiedad, gestión de duelos, autoestima, labilidad emocional, temas de pareja y comunicación, apegos emocionales, situaciones familiares…

El psicoterapeuta te escucha, te acompaña, hace de espejo y no emite juicios de valor. En Dharma nos gusta decir que “hacemos de espejo” (Sara Berrocal te lo cuenta en su sección dentro de “somos”) para que la persona pueda verse y contemplarse. A partir de ahí tomar decisiones, construirse, planificar, probar, comprender, aceptar…

La psicoterapia ayuda a la persona a reconocer y situarse con mayor consciencia en aquello que le gustaría cambiar a nivel mental, conductual y emocional. Las herramientas utilizadas están basadas en las siguientes corrientes psicológicas:

  • Terapia cognitivo-conductual
  • Terapia humanista
  • Terapia de aceptación y compromiso
  • Terapia Gestalt
  • Mindfulness
  • Coaching y PNL
  • Terapias Específicas Infanto-Juvenil

En Dharma tenemos una visión ecléctica, lo que implica que los procesos abordados son una mezcla de las técnicas y herramientas que se enmarcan en estas corrientes para poder ofrecer un seguimiento acorde a las necesidades específicas de cada persona.

¿La Inteligencia Emocional es PSICOTERAPIA?

¿Te sientes mal y no logras encontrar un motivo? ¿no consigues expresar tus emociones y crees que es momento de empezar a soltar? ¿Tu estado emocional está repercutiendo en áreas de tu vida que para ti son importantes? ¿No consigues generar un estilo de aprendizaje que te ayude y te sea útil? ¿Crees que eventos del pasado se te repiten continuamente? ¿El fracaso y los resultados están siendo dueños de tu vida? ¿Te olvidas del proceso cuando emprendes un nuevo camino?

La inteligencia emocional es la base de la metodología utilizada por el equipo Dharma Psicología, Coaching y Formación. Es un concepto que está en auge en los tiempos que corren pero que muy pocos se sienten en completa seguridad de estar aplicándola en su día a día.

Los procesos vitales y las situaciones que nos hacen aprender son aquellos que han sido gestionados y aceptados de una forma “inteligente”, emocionalmente hablando.” Sara Berrocal

Mejorar y entrenar nuestra inteligencia emocional nos hace personas coherentes y equilibradas, mejora nuestro rendimiento, disminuye el estrés, ayuda a gestionar los conflictos derivados de situaciones interpersonales (sociales) o intrapersonales (de uno mismo). También, promueve el autoliderazgo y el fluir de los valores personales para poder vivir en continuo y aprendizaje.

La comunicación asertiva, el autoliderazgo y el liderazgo resonante, la gestión del talento, la planificación y la organización en cuanto a objetivos… todo ello nace de SER inteligente emocionalmente.

Las emociones nos conforman como personas, no debemos rechazar la sensación que provoca ninguna de ellas, porque todas ellas promueven un proceso de aprendizaje en nuestro interior que debemos saber atender. Atender significa dar permiso y espacio y escucharnos para no entorpecer nuestro camino con estímulos que no son nuestros, sino que nos vienen dados o recomendados.

“Un ser auténtico es aquel que es Inteligente emocionalmente” Sara Berrocal

 

 “No permitas que el ruido de las opiniones ajenas silencie tu voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje de hacer lo que te dicte tu corazón y tu intuición. De algún modo, ya sabes aquello en lo que realmente quieres convertirte”

Daniel Goleman, precursor de la inteligencia emocional

¿En qué consiste la terapia de pareja, cómo sé que la necesito?
En Dharma utilizamos diferentes herramientas que utilizamos durante nuestras sesiones de psicoterapia. Y durante la terapia de pareja ocurre exactamente lo mismo.

Utilizamos diferentes perspectivas que aunamos para así poder ofrecer las herramientas necesarias, en base a las necesidades planteadas en consulta. De esta forma, la terapia de pareja se caracteriza por:

  • Normalmente es la pareja quien acude a consulta, por lo que las sesiones dejarán de ser individuales, de igual modo que la duración también puede ser ampliada a 90min si el terapeuta así lo considera.
  • Dentro de las perspectivas psicológicas que utilizamos, nos basamos en tod de forma fundamental:
  1. Terapia sistémica: Entendiendo la pareja dentro de un sistema abierto en el cual se intercambian roles, normas y relaciones. Desde esta perspectiva utilizamos herramientas para poder conseguir una mejora dentro de este sistema.
  2. Terapia cognitivo-conductual: vinculada a las cogniciones, creencias, expectativas y pensamientos de cada miembro de la pareja, así como en los comportamientos derivados de ellos.

No debemos olvidar que nuestro equipo se basa en la Inteligencia Emocional como base fundamental de la persona para poder encontrarnos bien con nosotros mismos y, por ende, con los demás. De esta forma la inteligencia emocional también va implícita dentro de las herramientas que utilizamos en terapia de pareja.

Existen diferentes tipos de pareja, y por tanto, diferentes tipos de problemas que pueden surgir dentro de la misma. De esta forma, los problemas más frecuentes por los que se suele acudir a terapia son:

  • Problemas de comunicación. La comunicación comienza a ser negativa, o comienza a dejar de existir.
  • Falta de confianza. Al no confiar en la otra parte de la pareja, en ocasiones debido a la falta de honestidad en situaciones anteriores o experiencias individuales que influyen en la actualidad, se crean roles de posesión con respecto al otro, inseguridades y angustia entre otros.
  • Infidelidad: Conlleva a otro tipo de problemas con la pareja, como la falta de confianza, el cambio de perspectiva, problemas sexuales etc.
  • Escasas relaciones sexuales. Los momentos íntimos con la pareja comienzan a menguar y no somos capaces de ponerle solución aunque queramos.
  • Otros: Como la separación de vidas al no tener gustos en común, problemas derivados de la crianza de niños, cambios a la hora de ver los compromisos dentro de la pareja, problemas derivados de la convivencia etc.
¿La terapia con niños y adolescentes y es igual que la de adultos?

Para poder responder a esta pregunta, debemos basarnos en que los valores y tipo de metodología utilizada en ambos tipos de terapia son los mismos, esto no quiere decir que el procedimiento o las herramientas utilizadas sean iguales, pero sí estarán cortadas por el mismo patrón.

¿Qué quiere decir esto?

Adaptar las herramientas utilizadas con cada persona que acude a consulta entra dentro de nuestro trabajo diario porque, evidentemente, no a todas las personas les sirven el mismo tipo de herramientas, aunque éstas se basen en la misma metodología.

De esta forma, la psicoterapia con niños y adolescentes también es adaptada a cada uno, ya sea por su edad de desarrollo, capacidades diferentes, experiencias vividas etc. Así, las principales diferencias con la terapia de adultos serían:

  • Necesidad de consentimiento informado por parte de los padres (ambos padres en caso de que se encuentren separados/divorciados).
  • Los niños y adolescentes también tienen la necesidad de encontrar la confianza necesaria en el terapeuta, por ello nuestro equipo utiliza diferentes vías (informes-resúmenes a través de mail, telf, citas individuales etc.) para poder mantener el contacto con los padres sin perder esta confianza con los niños/adolescentes.
  • Normalmente los padres acuden con miedo (y los niños a veces también), por ello es importante que tengamos en cuenta como padres que la primera sesión, en los casos que sea necesario, habrá un período de tiempo en el cual los padres también participen para poder generar esa confianza terapeuta-paciente desde un inicio.
  • Durante la terapia dirigida a los más pequeños es frecuente utilizar juegos adaptados a la necesidad del niño, vídeos, manualidades, teatros etc, ya que la capacidad visual es la más desarrollada en ellos. De esta forma el aprendizaje es más significativo en ellos si llevamos a cabo el uso de herramientas frecuentes en ellos adaptadas.
  • La terapia dirigida a adolescentes, aunque sigue siendo más visual que con adultos, ya que podemos utilizar actividades o esquemas como apoyo a una explicación, también se utilizan herramientas más habituales en terapia con adultos. Siempre dependerá del desarrollo madurativo del mismo.
  • Me estoy divorciando (o estoy divorciado). ¿Puedo llevar a mi hijo a terapia?

El consentimiento informado por ambas partes es necesario, siempre y cuando la custodia y tutela del niño sea de ambos progenitores. Esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de acudir a terapia, por ello mantener una relación cordial con el padre/madre de nuestro hijo siempre va a beneficiar al mismo.

El consentimiento informado no es otra cosa que un informe donde se explica cómo se trabaja en terapia y se informa de los aspectos más relevantes de la misma.

  • ¿Los padres también podemos aprender a ser padres?

La respuesta es sencilla, PODEMOS si QUEREMOS y DEBEMOS si existe esa necesidad en nosotros mismos y nuestros hijos.

A este aprendizaje en padres es lo que en terapia llamamos psicoeducación a padres. Se trata de herramientas psicológicas enfocadas a la mejora del niño/adolescente o de nuestra relación con él.

En Dharma entendemos la familia como un sistema, de forma que el comportamiento del otro va a influir en nuestras emociones, sentimientos y conductas que tengamos. Por ello, como padres, podemos aplicar algunas herramientas enfocadas a la mejora de todo ello, ya que también influirá en el cambio que nuestro hijo quiera/necesite en algún ámbito de su vida.

Los motivos por los que los padres necesitemos ayuda pueden ser diversa:  podemos perder la confianza en nuestro hijo por alguna experiencia vivida con anterioridad, tener miedo ante cambios que se estén produciendo (como un cambio de colegio, la bienvenida de un hermano a casa, cambio de pareja etc.), no saber cómo actuar ante ciertas circunstancias (nuestro hijo comienza a suspender, no tiene rutina de estudio, tiene una pareja nueva, le ha venido el período…) y un largo etc.…

Todo esto no es sencillo hacerlo, porque además no tiene porqué servirte lo mismo para él que para tu sobrino o vecino, de esta forma acudir a un psicólogo es lo más prudente para así poder actuar desde una perspectiva más amplia, con conocimiento sobre lo que está ocurriendo, y lo más importante, podremos ayudar a nuestro hijo en aquello que necesite.

¿QUÉ ES ESTO DEL COACHING?

¿Te sientes perdido? ¿Estás cansado de hacer para tener y no encontrar la satisfacción personal? ¿Consideras que no te es fácil conciliar o alinear tu vida personal con la profesional?

¿Quieres mejorar tu rendimiento y eficacia, o el de las personas que tienes a tu cargo, y no sabes cómo hacerlo? ¿Has intentado implementar cambios para mejorar ciertos aspectos, pero no han sido efectivos?

¿Crees que el clima organizacional entre las personas con las que te mueves y desarrollas no es el adecuado para conseguir la estabilidad?

 El Coaching Teleológico, se caracteriza por ser un modelo centrado en el SER y orientado a un FIN o PROPÓSITO.

La finalidad de esta herramienta es que las personas logren liderar su vida. Es decir, que se hagan responsables de sí mismas: de sus sentimientos, acciones, decisiones, consecuencias y resultados.

La forma de trabajo es mediante una conversación teleológica en la que la persona que está siendo acompañada (coachee) se enfrenta a preguntas poderosas que le hacen remover, pensar, analizar, comprender y reestructurar de forma cognitiva, emocional y física su adaptabilidad en el medio.

Descubrirse a uno mismo es la clave para poder emprender el camino hacia tus objetivos y metas, tomando las riendas de tu vida.

Todos tenemos una hoguera interna que alumbra nuestras habilidades, talentos, creencias, fortalezas, sueños… mediante el coaching se “aviva la llama” y se facilita la visibilidad de todo lo que nos conforma en el momento presente, para poder avanzar hacia un futuro desde la tranquilidad.

¿COACHING Y PSICOTERAPIA ES LO MISMO?

Es importante distinguir el Coaching de la Psicoterapia. Es una herramienta que puede ser complementaria en un proceso de psicoterapia para potenciar ciertos aspectos como la puesta en marcha y motivación para la acción. Así como poder trabajar de una forma más concreta en el ámbito profesional, deportivo o la implementación de hábitos saludables.

  • ¿Coachingbyvalues o Coachingxvalores QUÉ LO DIFERENCIA DEL COACHING?

 ¿Tienes la sensación de que algo que antes funcionaba y te hacía sentir bien, ahora te hace sentir malestar y no estás cómodo con eso?

¿Crees que en la relación con tu entorno hay conflictos y te gustaría poder gestionarlos y llegar a acuerdos duraderos en el tiempo?

Esta herramienta comenzó a utilizarse en el área de Recursos Humanos, para reconocer, ordenar, integrar y poner en común los valores personales. Hoy en día, se ha extrapolado su aplicación en otros ámbitos.

PNL O PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA, VAYA PALABREJA. ¿QUÉ ES?

¿Cómo nos hablamos? ¿Cómo se conforman las estructuras mentales según lo que hemos integrado a lo largo de nuestra vida?

La Programación Neurolingüística es una herramienta que ayuda a la persona a poder reconocer y reconducir aquellas estructuras han quedado ancladas en su mente y que están afectando en su comunicación, creando un efecto y una repercusión negativa, tanto en su propia persona como en su entorno.

error: Content is protected !!